Productos

Hornos

Compromiso con el ahorro energético

En Equipceramic investigamos y
perfeccionamos continuamente las
técnicas de cocción a ciclos mínimos,
combustión y eficiencia energética,
su empleo ha demostrado ser
ventajoso desde un punto de vista
técnico y económico.

realizintro

El horno consta de tres zonas principales: precalentamiento, cocción y enfriamiento. Nosotros aplicamos innovaciones a dichas zonas con el fin de ajustar mejor los parámetros que requiere cada una de ellas.

ZONA DE PRECALENTAMIENTO: tiene como objetivo preparar el material y precalentarlo de la forma más homogénea posible antes de llegar a la zona de cocción.

Humos. Zona en la que se sitúan las capillas de aspiración del ventilador de tiro.
Precalentamiento 1. Zona de baja temperatura. Se sitúan recirculadores para minimizar las diferencias de temperatura entre la parte superior e inferior del paquete.
Precalentamiento 2. Zona de preparación antes de entrar en zona de cocción. Donde instalamos quemadores laterales (en caso de trabajar con gas) con el mismo objetivo que la zona anterior, romper la estratificación de temperaturas.

ZONA DE COCCIÓN: donde se adapta la curva de cocción en base al tipo de arcilla o la calidad requerida.

Quemadores. Zona de máxima temperatura. Situamos grupos quemadores, adaptando la curva de cocción necesaria para obtener la calidad requerida. En función del tipo de combustible, Equipceramic fabrica diversos tipos de quemadores.
Flashing. Zona final de cocción en donde podemos reproducir los efectos destonificacion superficial instalando grupos de quemadores flashing que permitan una inyección de combustible con una cantidad de aire inferior a la estequiométrica.
Enfriamiento rápido. Zona de elevada temperatura y preparada para admitir cambios bruscos. Situamos grupos de enfriamiento rápido con inyección de aire ambiente y campanas de recuperación de alta temperatura con el fin de disminuir la temperatura del producto hasta los 650ºC.

 

ZONA DE ENFRIAMIENTO: Zona en la que disminuimos la temperatura de material y enviamos el calor sobrante hacia el secadero o prehorno optimizando el consumo especifico.

Enfriamiento lento. Zona en donde tratamos con delicadeza al material al pasar por la fase critica de transformación del cuarzo, 573ºC. Instalamos campanas de recuperación.
Enfriamiento final. Zona final del horno pero no menos importante. La equipamos intercalando campanas de recuperación e inyección de aire ambiente, ya sea por la parte superior o por los laterales. Se trata de reducir todo lo posible la cantidad de calor remanente en la vagoneta.

Todos los hornos que diseña Equipceramic, están proyectados para dotarlos de gran robustez y durabilidad. Se construyen con material refractario prensado en seco, con un espesor de muros de pie y medio (345mm) y un sistema de bóveda suspendida de geometría alveolar. Adaptamos la calidad del refractario en función de la temperatura de cocción prevista, el combustible empleado o la agresividad química de la arcilla.
Dotamos al horno del aislamiento necesario para que en cada una de las zonas las perdidas sean mínimas, proyectando las diversas capas de materiales aislantes con el fin de que la temperatura exterior del horno no exceda en más de 20ºC la temperatura ambiente.

 
Equipceramic diseña básicamente 2 tipos de hornos:

HORNO TÚNEL TRADICIONAL

Horno de gran robustez con sistema constructivo tradicional y ampliamente experimentado. Una apuesta segura. Paredes exteriores construidas con ladrillo, adaptando el proyecto al ladrillo del que dispone el cliente final. Piso construido también con ladrillo o losas de hormigón dotando a la bóveda de una refrigeración automática por medio de un ventilador y un registro motorizado.

HORNO GAUDÍ

Sin duda alguna el horno para los clientes más exigentes. Se trata de la evolución del horno tradicional, sustituyendo la parte exterior realizada con materiales cerámicos por una carcasa de acero soldada permitiendo una estanqueidad completa. Nuestro diseño particular permite al horno absorber las dilataciones producidas por efecto de la temperatura y nos permite poder trabajar sin ningún límite de presión dentro del canal de cocción ya que la hermeticidad elimina la posibilidad de fugas o entradas de aires parásitos no deseados. Gracias a este diseño hemos conseguido eliminar el circuito de refrigeración de bóveda dotando a la bóveda de más espesor de aislamiento con el fin de eliminar las posibles fugas al exterior o las posibles entradas de aire ambiente dentro del canal de cocción.  

En ciertas líneas de fabricación es recomendable la instalación de un prehorno. Ya sea en línea con el horno o en paralelo en una vía contigua.

 

PREHORNO

El prehorno permite que el material llegue al horno en las mejores condiciones, eliminando la humedad residual en caso de trabajar con secadero rápido o el agua de revenido en el caso de trabajar de forma discontinua (paros de fin de semana o empleo de 2 turnos de trabajo diarios). Este último es muy importante si la arcilla con la que se trabaja es de tipo montmorillonítica debido a que su granulometría fina aumenta la capacidad de absorción de agua contenida en el ambiente.
Al entrar completamente seco y a una cierta temperatura, el proceso de precalentamiento se acelera.

Cuéntenos que necesita y confíe en nuestra experiencia técnica para poder ofrecerle la solución que mejor se adapte a sus exigencias.